segunda-feira, 21 de março de 2011

DIA MUNDIAL DA POESIA


Farto de ver. A visão que se reecontra em toda parte.



Farto de ter. O ruído das cidades, à noite, e ao sol, e sempre.


Farto de saber. As paradas da vida. - Ó Ruídos e Visões!


Partir para afetos e rumores novos.



Arthur Rimbaud

quarta-feira, 9 de março de 2011

NICOLÁS GUILLÉN

CUANDO YO VINE A ESTE MUNDO




Cuando yo vine a este mundo,

nadie me estaba esperando;

así mi dolor profundo

se me alivia caminando,

pues cuando vine a este mundo,

te digo,

nadie me estaba esperando.



Miro a los hombres nacer,

miro a los hombres pasar;

hay que andar,

hay que mirar para ver,

hay que andar.



Otros lloran, yo me río,

porque la risa es salud:

lanza de mi poderío,

coraza de mi virtud.

Otros lloran, yo me río,

porque la risa es salud.



Camino sobre mis pies,

sin muletas ni bastón,

y mi voz entera es

la voz entera del sol.

Camino sobre mis pies,

sin muletas ni bastón.



Con el alma en carne viva,

abajo, sueño y trabajo;

ya estará el de abajo arriba,

cuando el de arriba esté abajo.

Con el alma en carne viva,

abajo, sueño y trabajo.



Hay gentes que no me quieren,

porque muy humilde soy;

ya verán cómo se mueren,

y que hasta a su entierro voy,

con eso y que no me quieren

porque muy humilde soy.



Miro a los hombres nacer,

miro a los hombres pasar;

hay que andar,

hay que vivir para ver,

hay que andar.



Cuando yo vine a este mundo,

te digo,

nadie me estaba esperando;

así mi dolor profundo,

te digo,

se me alivia caminando,

te digo,

pues cuando vine a este mundo,

te digo,

¡nadie me estaba esperando!

terça-feira, 8 de março de 2011

Poetas chilenos- Gabriela Mistral

Gabriela Mistral (1889 - 1957)



Canción de la muerte

La vieja Empadronadora,


la mañosa Muerte,


cuando vaya de camino


mi niño no encuentre.



La que huele a los nacidos


y husmea su leche,


encuentre sales y harinas,


y leche no encuentre.



La Contra-Madre del mundo,


la Convida-gentes


por las playas y las rutas


no halle al inocente.


El nombre de su bautismo


-la flor con que crece-,


lo olvide la memoriosa,


lo pierda, la Muerte.



De viento, de sal y arenas,


se vuelve demente,


y trueque, la desvariada,


el Oeste y el Este.



Niño y madre los confunda


lo mismo que peces,


y en el día y en la hora


a mí sola encuentre.










(De "Ternura")



terça-feira, 1 de março de 2011